Cuida tu salud mientras estás teletrabajando  Cuida tu salud mientras estás teletrabajando

 

En Colombia, trabajar desde casa, más que una moda, se ha convertido en una estrategia para ofrecer calidad de vida a las personas. Además, se generan mejorías en la economía y sostenibilidad del ambiente. Resaltando lo anterior, no se debe desconocer que, para aplicar esta modalidad, es fundamental tener en consideración hábitos que cuidan nuestra salud. 

Datos en la historia 

El término teletrabajo (telecommuting) nació en la década de los 70’s, en ese entonces, el mundo, y principalmente Estados Unidos, atravesaban una delicada situación con el petróleo. Ser uno de los aliados de Israel en la guerra de Yom Kippur, desató la inconformidad de los miembros de la Organización de Países Árabes Exportadores de Petróleo, entre los cuales se encontraban Túnez, Irán, Siria y Egipto. Estos, decidieron alzar los precios del crudo y recortar su suministro en cerca de 2,9 millones barriles al día.

 Trabajo en casa

A partir de este suceso y fomentando el ahorro de gasolina, el científico Jack Nilles de la NASA, pensó en llevar el trabajo a casa, sin embargo, por algunas carencias tecnológicas, esta modalidad no pudo consolidarse en su totalidad.  

Por su parte, en Colombia, en el año 2008, nació la Ley 1221, la cual es la encargada de regular y promover el teletrabajo, considerándolo como una oportunidad para generar empleo y autoempleo por medio de las tecnologías de la información y las telecomunicaciones.  

Un reciente estudio del Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones señaló que más de 12.000 empresas funcionan con la modalidad de teletrabajo. Bogotá lidera la lista de ciudades con más personas trabajando desde su hogar, reuniendo cerca de 64.000 individuos.  

 

Trabajo en casa

Aunque el teletrabajo ha venido consolidándose, se han encontrado barreras para una mayor expansión e implementación, estas están relacionadas con resistencia al cambio y la concepción que se enfoca a mantener a los trabajadores en la oficina para controlar sus actividades.  

¿Y cómo cuido mi salud? 

No cabe duda que el teletrabajo o homeoffice mejoran la calidad de vida de los seres humanos, pues reduce el tiempo desplazamientos, disminuye la inversión de dinero en transporte y permite más tiempo en familia. Sin embargo, es importante considerar las siguientes recomendaciones para tener hábitos saludables en esta modalidad: 

  • La disposición del lugar de trabajo, los muebles y la ubicación de los equipos deben favorecer el ajuste y cambio voluntario de tu postura.  
  • Conviene que las superficies de trabajo sean mates u opacas y en tonos neutros para minimizar los reflejos. 
  • La altura y profundidad del asiento se deben poder regular o cambiar, al igual que la altura e inclinación del espaldar. Adicionalmente, el espaldar debe contar con un diseño que provea apoyo en la zona lumbar o baja de la espalda. 
  • Se debe graduar la altura de la silla, buscando tener una relación entre la altura de tus codos y la de la superficie de trabajo. También, conservando el apoyo de los pies sobre el piso o un reposapiés. 
  • La altura del monitor debe situarse al nivel de tus ojos o respecto al eje horizontal de la mirada. 

 

  • Tu distancia con la pantalla del computador, debe encontrarse en un rango de 40 a 70 cm. 
  • Elegir caracteres de texto lo suficientemente grandes para permitir una lectura fácil cuando estás sentado en una posición cómoda. 
  • Cuando sea posible, utiliza la iluminación natural. Si esta no te garantiza las condiciones de visibilidad adecuadas para el tipo de actividad que desarrollas, compleméntala con iluminación artificial. 
  • Te recomendamos tener una hora de inicio y conclusión de la jornada diaria, para evitar que exista un desequilibrio entre tu vida laboral y la personal.


Pausas Activas

  • Durante las pausas activas, aprovecha para cambiar de posición y de actividad, realiza ejercicios de estiramiento y de relajación, que te permitan atenuar los posibles efectos músculo esqueléticos, circulatorios, mentales y visuales. 

Recuerda, tu salud es fundamental, sin importar el lugar donde lo estés desarrollando. Es un acto de conciencia contigo y con los tuyos.  

 

Compartir en:

TAMBIÉN

Te puede interesar

Solidez

solidez
Nuestro grupo de accionistas respalda nuestro trabajo.

Protección

Protección
Más de 100 millones de atenciones en salud en un año.

Cobertura

Estamos en 1.117 de los 1.125 municipios del país.

Respaldo

Respaldo
Las mejores instituciones de salud a tu servicio.